Archivos Mensuales: septiembre 2012

Estimulación del lenguaje

Estándar
El lenguaje de los bebés comienza desde muy temprana edad con balbuceos y sonidos vocálicos, que son una serie de respuestas ante los estímulos del ambiente.
A menudo pensamos que no es importante dirigirnos al bebé con explicaciones y haciendo buen uso del lenguaje, ya que “no nos va entender”; pero esto resulta ser un error.
Es de gran importancia platicar con los bebés, incluso desde el vientre materno, permitiendo al pequeño familiarizarse con la voz de los padres, y para conocer así los sonidos del lenguaje.
Esta comunicación debe permanecer a lo largo de la vida de sus pequeños, primordialmente en el primer año de vida, donde obtiene la motivación esencial para el desarrollo del lenguaje.

Estimulación vestibular

Estándar

El sistema vestibular regula el sentido del movimiento y del equilibrio, es lo que nos permite situar nuestro cuerpo en el espacio, sus desplazamientos y los de nuestro entorno.

El sistema vestibular

El sistema vestibular tiene como objeto estabilizar la escena visual durante un movimiento y/o desplazamiento de la cabeza y/o desplazamiento del cuerpo. Si el ojo usara solamente sus movimientos propios sin información vestibular, tendríamos durante la marcha un síntoma llamado oscilopcia : el paisaje circundante sería borroso o se movería en función de la frecuencia del paso. El sistema vestibular, cuyos receptores están situados en el oído interno, permite por su actividad sobre el ojo conservar una imagen estable sobre la retina.
Esta estabilidad de la mirada es una clave del equilibrio. Además, el sistema vestibular permite la orientación anticipadora de la mirada : la mirada está orientada hacia la dirección de nuestro desplazamiento antes de que el resto del cuerpo se oriente.
Cualquier anomalía del sistema vestibular tiene una repercusión importante, perturba el funcionamiento habitual; se produce un ataque de nervios y el cerebro se pone en alerta. La acción y el movimiento se vuelven conscientes, lo que consume una gran energía e impone un enfoque cuidadoso.
Parece que los movimientos rotativos, los balanceos y remolinos aportan una gran estimulación vestibular al cerebro, ayudándolo así a mejorar la organización y tratar las informaciones sensoriales, contribuyendo así al equilibrio.

La estimulación vestibular en casa

Esta estimulación nos recuerda experiencias motrices familiares tales como las modificaciones de posturas en el espacio, las meceduras rítmicas, las rotaciones, los balanceos, etc.

Algunos ejemplos :

  • El niño está acostado boca arriba en una alfombra, le ponemos a hacer pequeños balanceos alrededor del eje longitudinal del cuerpo.
  • El niño está colocado en una peonza gigante. En esta cuenca, en forma de cono, está colocado en toda seguridad. Puede experimentar movimientos de balanceo de delante hacia atrás. Puede también él mismo dar impulsos para obtener un balanceo. De manera general, se aconseja acompañar el niño en el movimiento. ¡Este último, asegurado por tu presencia y también por el contacto con la peonza, disfrutará de la experiencia!
  • Sentado sobre el rollo con el niño, lo acompañamos dando pequeños impulsos para permitir un balanceo lateral, controlando su cuerpo. El rollo permite también trabajar en distintas posturas por ejemplo sobre la barriga.
  • El niño está sentado en una pelota : esta estimulación es particularmente adecuada para los niños que tienen un cierto control de la cabeza y del tronco. Permite también la adquisición, para los niños en vía de aprendizaje, de este control. El adulto ejercita algunos movimientos laterales sobre la pelota, el niño busca el equilibrio (cambiando sus apoyos) y siente el movimiento.
  • La hamaca : permite una postura ligeramente encorvada, postura bien adoptada por los niños. Sus balanceos tranquilizan el niño cuando está nervioso. Permite bajo control de un adulto variar los movimientos; los balanceos pueden ser rápidos, lentos o rotativos. Estos movimientos acostumbran al niño a moverse con sus propios medios físicos.
  • Un disco flotador en el agua, permite trabajar el equilibrio experimentando nuevas sensaciones.
  • La cama columpio permite un balanceo con suavidad.

Estimulación Táctil

Estándar

La estimulación táctil en los bebés es una de las formas más importantes de estimulación temprana para nuestros niños. Mientras que el resto de sus sentidos siguen desarrollándose durante varios meses para llegar a su plenitud, el del tacto ya lo está desde un principio. Por tanto, las primeras percepciones del bebé a nivel del tacto son muy intensas e importantes.

La estimulación temprana táctil pretende tonificar y expandir este sentido, que, a su vez, estimula a las neuronas y a las conexiones entre ellas para un buen desarrollo motor y psicoemocional del niño.

¿En qué consiste la estimulación táctil?

La estimulación táctil consiste en una serie de actividades, a modo de juegos con el bebé, para que éste pueda percibir diferentes tipos de sensaciones al tacto. Por supuesto, la estimulación táctil no debe ser desagradable para él.

Para ello se realizan masajes y caricias al bebé, se le permite que toque diferentes texturas (telas, plásticos duros y blandos, diferentes formas, peluches, etc.) Siempre como si fuera un juego y con los padres controlando que no se meta cosas en la boca que pueda tragar.

Beneficios de la estimulación táctil

La estimulación temprana táctil, aparte de beneficiar al desarrollo intelectual del bebé, ayuda a que vaya reconociendo su mundo. Por ejemplo, la diferencia entre duro y blando le servirá cuando empiece a gatear y caminar y reconocer que superficies son más seguras o no.

Por otro lado, es muy importante la estimulación táctil a través del contacto con la piel de sus progenitores, sea por medio de masajes, caricias o juegos. La ciencia y el estudio del contacto humano demuestran su eficacia terapéutica en un estudio realizado por Moore ER, Anderson GC, Bergman N para la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De tal forma que, incluso los niños prematuros que tenían una estimulación temprana con el contacto directo de su madre, evolucionaban más rápidamente a todos los niveles que los niños que no tenían este contacto a menudo.

Ejercicios de estimulación táctil

Según el tiempo del bebé, se pueden hacer diferentes actividades de estimulación táctil. Aquí les ofrecemos algunas ideas:

  • Entre 0-6 meses: Para introducirlo en los hábitos de cuidados del bebé, con cada cambio de pañal acaricie suavemente con las yemas las extremidades y el tronco del bebé, indicándole el nombre correspondiente: brazo, mano… y, así, además de un estímulo táctil también será auditivo. Dar toquecitos muy suaves, como tamborileando con la punta de los dedos, en diferentes partes del cuerpo del niño. Durante el baño moverle los bracitos en rotación a la vez y luego de forma independiente, dejar que juegue y explore el agua y se prepare para ser remojado.
  • Entre 7-12 meses: La estimulación táctil en este periodo ya no es pasiva, pasa a una etapa de exploración por parte del niño. Dejar que examine con sus manos todo tipo de texturas: arena, granos de arroz, plásticos duros, telas diferentes, lana, seda, agua, peluches, cartón, papel, etc. (nada que sea peligroso, por supuesto). En esta fase los niños tienden a sondear las cosas con la boca, por lo que no hay que dejarlos solos con según qué materiales. También se le puden pasar por el cuerpo las telas o pelotas de goma, con diferentes tamaños, masajeándole en redondo.

Estimulación Motora

Estándar

Estimulación Motriz: 
Esta se enfoca en fortalecer los músculos dando tonicidad. Puede favorecer el giro y favorecer posiciones en el bebé o infante como mantenerse sentado. Se puede usar también para realizar movimientos encontrados como de choque articular. realizar ejercicios para el arrastre, alternando movimiento de brazos y piernas, lateralización de tronco, ejercicio recostado boca arriba haciendo bicicleta, etc.

Es importante tomar en cuenta que los ejercicios para cuatro puntos o posición de gato, le dará un buen inicio a lo que es el gateo, por lo se recomienda hacerlo para dar estabilidad a los codos para que estos no se flexionen y el bebé evite lastimarse la cara, por lo que sería prudente realizarlo de primera instancia con algún soporte a la altura de la zona abdominal, así mismo es bueno seguir fomentando el uso de los músculos del cuello y tórax.

• Fortalecimiento de los músculos de brazos y piernas. 
Acuesta al bebe, flexiona primero y luego estira suavemente los brazos de un lado a otro y sube su cabeza.
En la misma posición, acércate hasta hacer contacto con sus pies para estimular el pataleo. Puedes ayudarlo al inicio tomándolo de sus piernas y moviéndolas para patalear. El bebe imitara el movimiento por si mismo.
Mueve sus piernas haciendo bicicleta.

• Fortalecimiento de los músculos de la espalda y del tórax. 
Coloca al bebe acostado sobre su lado derecho, desliza tus manos por debajo de su cuerpo y sostenlo del cuello y de las piernas, levántalo varios centímetros. Repite el ejercicio sobre el lado izquierdo.
Acuesta al bebe boca arriba, toma sus manos hacia el centro de su cuerpo contra su pecho y suavemente gíralo de lado a lado. Levántalo hasta la posición sentada y vuélvelo a bajar lentamente.

Estimulación Cognoscitiva 
Tratando de despertar en el infante los reflejos y aprovechar al máximo los estímulos externos que se presentan en su desarrollo

• Estimular el reflejo plantar. 
Pasa tu dedo por la planta del pie del bebe para que lo estire y cerca de los dedos para que los encoja.

• Estimular el reflejo de aprensión. 
Abre las manos del bebe y coloca el dedo sobre la palma para que el bebe lo agarre. Intenta retirarlo varias veces.

• Estimular el reflejo de succión. 

Con tus manos limpias, colócalas en la comisura de los labios del bebe para que intente tomarlos con la boca.

• Estimular el reflejo de Moro. 

Coloca al bebe de espaldas y cuando este tranquilo, golpea simultáneamente los lados de la almohada o del colchón.

Estimulación de Lenguaje
El objetivo es ayudar a que se mantenga un buen desarrollo intelectual, para poder interactuar

• Familiarizar al bebe con el lenguaje humano. 
Mientras bañas al bebe, lo cambias o lo alimentas háblale y juega con el. (Usa palabras “normales” habla como normalmente hablarías con otra persona)

• Reforzar la emisión de sonidos. 
Imita los sonidos que el bebe emite para reforzar los ruidos guturales.

• Incrementar la expresión de sus emociones. 
Permítele, si ya has descartado toda necesidad, que llore. No le perturbes si se queda en silencio un rato mientras esta despierto. Refuerza cualquier signo de alegría.

• Reforzar la imitación a partir de gesticulaciones. 

Hazle gestos a tu bebe con la boca, los ojos, la nariz, etc., así le muestras a tu bebe la flexibilidad del rostro cuando se habla o se emiten sonidos. No te sorprendas si tu bebe trata de imitarlo!

Recordemos siempre tener en cuenta que la estimulación múltiple temprana nos da la pauta para poder trabajar y desarrollar los sentidos y cualidades de los niños en su pleno crecimiento, no los forcemos sino que mejor ayudémoslos a que vivan las experiencias de la mejor manera, disfrutemos y gocemos con ellos cada logro que puedan ir obteniendo.

Destrezas

Estándar

Destrezas entre los 3 y los 6 meses:

Pinza cubital

Destrezas entre los 6 y los 9 meses:

  

Agarre completo

Manipula objetos

Imagen en espejo

Destrezas entre los 9 y los 12 meses:

Pinza radial

Toma el tetero  por si solo

Destrezas entre los 12 y los 18 meses:

Manipula objetos con ambas manos

Coge objetos pequeños utilizando la pinza radial

Destrezas entre los 18 y 24 meses:

  

Coge el lápiz correctamente

rasga papel

Ensarta objetos grandes

Coge objetos pequeños

Amasa comida

Dibuja garabatos utilizando linea recta

Coge la cuchara

Conductas del lenguaje

Estándar

Conductas de lenguaje entre los 3 y los 6 meses:

Balbuceo

Sonidos guturales

Sonrisa social

Conductas del lenguaje entre los 6 y los 9 meses:

Comprende gestos emocionales

Su lenguaje expresivo es el silabeo

Conductas del lenguaje entre los 9 y los 12 meses:

Silabeo enriquecido

Jerga

Conductas del lenguaje entre los 12 y los 18 meses:

Obedece ordenes sencillas

Obedece cuando lo llaman por su nombre

Dice adiós con las manos

Dice palabras

Identifica ruidos de animales

Conductas del lenguaje entre los 18 y los 24 meses:

Dice 20 palabras

Utiliza la palabra frase

Obedece ordenes sencillas con el objeto presente

Reconoce partes gruesas del cuerpo

Reconoce algunas prendas de vestir

Conductas motoras

Estándar

Conductas motoras entre los 3 y los 6 meses:

Balance de cabeza

Mantiene las manos abiertas

Sigue la luz

 

Conductas motoras entre los 6 y los 9 meses:

Permanece sentado

Debe dar giros

 

Conductas motoras entre los 9 y los 12 meses:

Gatea

Se sienta por si solo

 

Conductas motoras entre los 12 y los 18 meses:

Adopta la posición de pie por si solo

Cambia de posición de acostado a sentado y de sentado a pie

Camina prendido

 

Conductas motoras entre los 18 y los 24 meses

Camina independiente

Corre